1. Ejercicios creativos. Brainstorming. Ideas opuestas.

Este es el primero de una serie de artículos que tendrán como reto el facilitar a aquellas personas ocupadas en roles creativos, que estén ávidas de rutinas para el difícil reto de la creación de conceptos e ideas.

Aunque la mayoría de la gente pueda pensar lo contrario, la rutina puede ahorrarnos tiempo y energía.

Noche y día

Haremos una lista de palabras que sean afines a la problemática a la que nos queramos referir. A esta primera lista, sumaremos palabras con el significado opuesto a las primeras.

Primer de todo eliminaremos las palabras más obvias, de las que solamente podremos sacar ideas livianas y de poco peso conceptual.

Cuando pensemos que no se nos ocurren más palabras opuestas, haremos el esfuerzo de pensar en 3 palabras opuestas más para cada una de las iniciales.

No pasaremos más de 10-15 minutos con esta técnica; de esta forma estaremos concentrados en ello e intentaremos tener un pensamiento analítico y crítico con nosotros mismos.

Para finalizar, escribiremos de manera clara y concisa una frase que defina la problemática a la que queremos dar solución. Pues bien, ahora cogeremos la lista creada anteriormente. De este modo estaremos seguros de tener unas ideas iniciales de mayor interés que las que hubiésemos tenido si no hubiésemos utilizado ningún ejercicio creativo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *